Nota Diario Los Andes a Homero Pineda Director General

 

imagen

Lo entrevistamos en el amplio local de Zeta, lleno de cuadros de artistas mendocinos, ubicado en Ituzaingó 1422 de ciudad.

-¿Se percibe un aumento en cuanto a la edición de libros en Mendoza?

-Sí, por lo menos en nuestro caso. En este año ha habido un incremento que se debe haber reflejado en todas las imprentas que imprimen libros. De todas maneras, nosotros imprimimos fundamentalmente libros, nos inclinamos más a la actividad editorial y en ese sentido es posible que impacte más en nuestra empresa.

-Pero en Zeta Editores se hacen las dos cosas.

-Sí, es así. Para funcionar como una editorial hace falta contar con un equipo de personas dedicadas a leer los originales que traen los escritores y que posteriormente se convertirán en libros de cuentos, de poesía, de novela o de ensayo. Primeramente se analizan, se corrigen y si es necesario se orienta al autor en lo que hace al contenido y la forma. Y una vez editado, es indispensable organizar una presentación y ocuparse de la distribución y venta, completando este proceso de la edición de un libro.

-¿Cómo se gesta ese proceso?

-Nosotros recibimos mucho material para leer y opinar sobre contenido, forma y posibilidades de venta. En algunos casos, asumimos lo que se llama riesgo comercial y tomamos a cargo la edición, que incluye diseño, corrección, distribución y venta en librerías de Mendoza, Córdoba, San Juan, San Luis, Rosario y Buenos Aires. Para respaldar la edición editamos una hoja de promoción, donde aparece la tapa del libro y un pequeño comentario que se inserta en una revista mensual destinada a la información sobre novedades literarias. Además, ofrecemos la posibilidad de organizar la presentación en el espacio destinado a actividades culturales, que funciona en el subsuelo de nuestro edificio y tiene capacidad para doscientas personas.

-¿Se utiliza habitualmente para eso?

-Sí, aunque también, en alguna oportunidad, hemos realizado muestras de pintura y dibujo de la Facultad de Artes y Diseño de la UNC, pero fundamentalmente se realizan presentaciones de libros. El año pasado lo hicimos con la novela SA.MA. de Salwa Azzam, y luego con “Nombres Propios”, un libro de cuentos y poesías de Luis Mas, periodista y escritor, que actualmente reside en España. También, ‘Una blanca palidez’, de la escritora chilena Catalina Fernández; ‘Elogio de la desmesura’ y ‘El tiempo de los todavías’, de Luis Jait. Y poco antes, libros de Luis R. Casnati, Eliana Abdala, Elena Garzón y Haydée Magnani. En cuanto a los libros de arte, realizamos los de Ángel Gil y José Bermúdez y anteriormente, los de Ángel Pérez Vega, recientemente fallecido, José María Lolich, Roberto Azzoni, Hernán Abal y Dora Dawbarn, entre otros.

-Para trascender los límites provinciales ¿no hay posibilidad de asociarse con distribuidoras grandes?

-En algún momento lo intentamos, pero no prosperó. Se hace muy difícil si no hay un vínculo comercial permanente, vale decir, enviar títulos de manera continuada y en cantidad acorde con las bocas de venta de las grandes ciudades. Lo intentamos, también, con una librería que tiene sucursales en varias provincias y aquí en Mendoza, pero no se interesan en comprar libros de editoriales del interior y cuando lo han hecho, la forma de liquidación que tienen resulta inaceptable por el prolongado tiempo que se toman para pagar los libros vendidos.

-¿Qué se puede hacer?

-Habría que elaborar algunas estrategias que estamos intentando. Por ejemplo, establecer convenios con editoriales de los países que forman parte del Mercosur. Esto sería imprimir libros de autores uruguayos, paraguayos y chilenos y, por supuesto, ellos también imprimir y distribuir autores mendocinos. Sería, en definitiva, ampliar una edición que ya fue realizada en esos países.

-Hoy, que estamos favorecidos por el cambio, ¿se podría captar ediciones para otros países, como ocurrió alguna vez?

-Sí. Nosotros ya lo hemos experimentado. Hicimos dos ediciones para Puerto Rico y una para Chile. En todos los casos con tiradas de mil ejemplares. Es un mercado posible.

-Pero es necesario revalorizar a los escritores locales. ¿Qué se podría hacer para una mejor difusión y una compensación económica?

-Estamos pensando en comprometer más a las librerías que, en definitiva, son los lugares adecuados. Es decir, fomentar más la participación de todos los libreros, no solamente exponiendo mejor los libros de los autores locales, sino también participando en forma activa en la difusión, como organizar la presencia de los autores para firmar libros y generar, de alguna manera, un momento socio-cultural que, a su vez, brinda beneficios para todos. El público puede acercarse a los autores, el libro firmado tiene otro valor, las librerías se benefician con un mayor ingreso de personas y además lograrían una difusión casi gratuita de la librería por promocionar a un autor a través de los medios de comunicación.

-¿Hay algún proyecto nuevo digno de destacar?

-Sí. Estamos trabajando para iniciar un nuevo emprendimiento cultural con escritores locales, juntamente con una empresa de nuestro medio. El proyecto contempla editar una colección de literatura para niños, de la cual un porcentaje llegaría gratuitamente a las escuelas, bibliotecas y otras instituciones El emprendimiento desde esta perspectiva, entraña un concreto compromiso social basado en la convicción de la importancia que tiene el libro en la formación del niño.

 

http://www.losandes.com.ar/noticia/cultura-234519

Dejar un comentario

  • Acerca de ZETA

    Somos una empresa ubicada en ciudad de Mendoza. Con más de 30 años en el mercado gráfico, nos especializados en impresión de productos editoriales.
  • Contáctenos

    Teléfono: +54 (261) 429 9156 Direción: Ituzaingó 1422
    Ciudad de Mendoza, Argentina.
  • Nuestros productos

    • Libros
    • Revistas
    • Catálogos de arte
    • Fotolibros
    • Trabajos paginados
    • Folletos

    • Carpetas
    • Papelería Comercial
    • Tarjetas
    • Impresiones en sistema offset y Digital
    • Diseño Gráfico y Editorial